Columna: Votación y reglamento de la CC

La semana pasada en la Convención Constitucional comenzamos a votar los distintos reglamentos. Alcanzamos a llegar a la indicación N°130, de casi 350 que tiene el reglamento de funcionamiento.

El avance es positivo, ya que el tener reglas sobre el actuar de la Convención, por un lado, evitar estar expuesto a arbitrariedades y, por otro, da la señal a la ciudadanía de que al fin vamos a pasar a discutir los temas de fondo.

De la votación quiero destacar tres resultados que considero son relevantes, ya que dan señales erradas sobre los límites que tiene esta Convención Constitucional.

El primero, es sobre la indicación N°5 que busca asignarle a la Convención un poder constituyente “originario”. Con esto, se desconoce la norma constitucional vigente, que a través de una reforma le da origen a este proceso y otorga una salida institucional a la crisis social que vive nuestro país. Mediante el “originario” se le da un carácter a esta Convención que no tiene. Fue aprobada.

El segundo, es sobre la indicación N°9, la que busca agregar la frase “de la República de Chile”. Una norma que debemos respetar es que Chile sigue siendo una República, por tradición jurídica, historia y porque es nuestro mandato. Incomprensiblemente fue rechazada.

El tercero, es sobre la aprobación de los artículos N°28 y N°29, que norman la cesación y la vacancia sobre el cargo de convencional constituyente, respectivamente. Esto es algo que va en contra de una norma expresa, que está en la actual Constitución, dándole así, con una norma inventada, facultades a la Convención que no tiene y que no puede aplicar. buscando hacerle un traje a la medida para que cierto convencional renuncie, y pueda ser reemplazado.

Estos son solo ejemplos de que existen convencionales que consideran que esta Convención Constitucional es soberana y por lo tanto, no tiene límites, lo cual es erróneo, riesgoso y preocupante, ya que lo que debe hacer la Convención es ponerle límites al poder; sin embargo ¿será capaz de hacerlo?; lo que vemos hasta ahora, es que no es capaz de respetar todas las normas que la rigen a ella.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Escríbeme...
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿te puedo ayudar en algo?